Archivo de la etiqueta: LetsBonus

La fiebre del cupón online

Poseídos por la fiebre del cupón y la compra colectiva. En España, cada vez más acostumbrados a la compra online, y ahora espoleados por una crisis que lleva a la gente a buscar el mejor precio, sigue hinchándose la burbuja de las páginas de descuentos: Groupon, LetsBonus, Planeo, Offerum, Groupalia… portales hasta hace pocos meses desconocidos que están transformando la forma en que consumen productos y servicios muchos españoles.

«El fenómeno de la compra colectiva es revolucionario. No se trata de trasladar a la red una manera ya establecida de comprar, se trata de una nueva forma de consumir», explica el profesor de Marketing Digital de Esade Marc Cortés. ¿En qué consiste esta revolución? La fórmula, como otros fenómenos recientes, está asociada a la fuerza del colectivo agrupado en la comunidad «online». Las páginas citadas actúan de intermediarios, llegan a acuerdos con diferentes proveedores (restaurantes, gimnasios, hoteles… también productos, cualquier bien que se pueda vender) que, a cambio de la publicidad y los clientes que estos portales les aportan, realizan importantes descuentos como gancho comercial. Todos ganan: los usuarios, porque acceden a una amplia gama de ofertas —normalmente cada portal envía un boletín diario con las oportunidades en cada ciudad—, y los proveedores, porque se dan a conocer y amplían una base de clientes que, si quedan satisfechos, puede que repitan, esta vez sin descuento o cupón.

En medio de unos y otros, las citadas páginas, los«chollowebs» les llaman algunos, que en los últimos meses han experimentado un crecimiento acelerado, y que se han lanzado a una frenética caza de suscriptores —cuanto más grande sea su base, más poder tendrá la empresa a la hora de negociar descuentos—. Emprendedores como Miguel Vicente, CEO de LetsBonus (con crecimientos del 40% mensuales), o Vicente Arias, CEO de Offerum (que ha pasado de cuatro a 150 trabajadores en menos de dos años), ilustran la eclosión de la compra colectiva, calificada por la revista Forbes como el negocio virtual con más crecimiento de la historia de internet.

Un negocio de 600 millones
En España se estima que esta industria genera unos 600 millones de euros al año (con un crecimiento del 20% anual), lo que ha provocado que la audiencia de estos portales se haya disparado en un 64%, según el último informe de la división «online» de la consultora Nielsen. En esta línea, y en este caso según datos del medidor de audiencias ComScore, el mercado español es el séptimo de Europa en consumo «online», con 21,3 millones de usuarios únicos y 26,3 horas vistas por individuo, con especial penetración en las grandes ciudades. Si bien el número de usuarios de internet europeos registrados en sitios de compra colectiva ya alcanza el 9,6%, todavía queda muy lejos del 18,8% de EE.UU. En Europa, el ránking lo lidera Francia, con cerca del 20% de usuarios de internet que la utilizan. Le siguen el Reino Unido (17%), Italia (15,2%) y Turquía (15,2%).

«El sector va a más. En momentos de crisis, la gente mira los precios, pero no quiere renunciar a su ocio, a hacer una escapada, a salir a cenar… La diferencia es que quizás ya no importe tanto el restaurante como el hecho en sí de salir. Por eso triunfan las ofertas», añade Cortés. La tesis entre los expertos es que pese a que la compra colectiva, como también ha pasado con el «low cost», nació y está creciendo a rebufo de la crisis económica, el cambio de hábitos entre los consumidores va a ser perenne. El nuevo «smart shopper» —el comprador inteligente— no es un fenómeno pasajero, tal y como recoge el catedrático de Marketing Josep Francesc Valls en su estudio «Reinventar el negocio. Más allá del Low Cost» (Profit Ed.). Vicente Arias, del portal Offerum, comparte esta opinión: «La compra colectiva ha venido a España para quedarse».

Abriendo el foco, el éxito de la compra colectiva, en origen centrada en la oferta de servicios, es paralelo al del otro fenómeno que ha sacudido con fuerza la red, el de la venta directa, o la traslación «online» del modelo de los «outlets», productos de marca a precios rebajados. Aquí triunfan los portales de compra «privados» como Primeriti (incursión de El Corte Inglés en este campo), Ofertix o Privalia, la exitosa compañía liderada por Lucas Carné y José Manuel Villanueva, que se encuentra en plena fase de expansión internacional.

Unos y otros, cada vez más revueltos, en una promiscuidad favorecida por el dinamismo que permite la venta «online», contribuyen al florecimiento general de la venta electrónica, con un crecimiento del 616% acumulado en apenas siete años, según los últimos datos disponibles (tercer trimestre de 2011) recopilados por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT).

En contraste con el retraimiento del consumo «offline», el comercio «online» crece a un ritmo del 27,7%, con un volumen de negocio en el último trimestre auditado de 2.421 millones y 32,6 millones de transacciones registradas. Por sectores, agencias y operadores turísticos (16,8%), transporte aéreo (13,4%), marketing directo (6,5%), transporte terrestre de viajeros (5,8%) y juegos de azar y apuestas (4,1%) encabezan el escalafón.

¿Nueva burbuja?
Si las cifras constatan la pujanza y consolidación del comercio electrónico en general, otra cosa es determinar hasta qué punto el crecimiento concreto de las páginas de compra colectiva es sólido o asistimos a una nueva burbuja «.com».

En este punto, la experiencia del usuario va a ser determinante, y, como sucede en muchos otros sectores que no han alcanzado todavía la suficiente madurez, hay de todo: sobrevivirán los mejores, perecerán los peores o los que no consigan en poco tiempo una masa crítica de usuarios que garantice su rentabilidad y, por tanto, su supervivencia.

Para Ileana Izverniceanu de la Iglesia, portavoz de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), hay una realidad innegable: «Las ventas en establecimientos físicos disminuyen y las ventas “online” crecen. Entendemos que esa tendencia se va a mantener». Con todo, explica Izverniceanu, el sector debe «generar más confianza en el usuario y limar algunas malas prácticas», especialmente las «deficiencias en la información que se da al usuario». A este punto, el profesor Cortés añade la mala distribución como uno de los principales handicaps del comercio «online»: en términos de marketing, el negocio falla en la «última milla».

Un estudio elaborado por la OCU así lo reconoce, junto a otros déficits: un 53% de los sitios analizados oculta datos valiosos, como los gastos de envío, mientras que un 60% omite el derecho a devolver cualquier compra sin coste y sin explicaciones en un periodo de siete días laborables desde su recepción. De igual forma, y en una percepción común entre los usuarios, la OCU detecta que un 22% de las ofertas están hinchadas, para ofrecer mayor sensación de ahorro.

Sea como fuere, y aun con algunos defectos por pulir, la compra colectiva y los portales de venta directa son un negocio floreciente, aún en fase expansiva. Sus promotores están por la labor de que no baje la fiebre.

Via: ABC

Deja un comentario

Archivado bajo Bellum Media, Gran consumo, Groupon, Grupos de compra

Bonos promocionales y códigos descuento como herramienta de marketing

Según un estudio de la consultora Kantar, es precisamente el precio el argumento de mayor peso a la hora de realizar una compra. Dicho informe indica el 64% de la población española sólo adquiere ciertas marcas si es a través de ofertas, ya sean rebajas puntuales o cupones descuento. Es más, dicho estudio afirma que el 79% de los encuestados busca intencionadamente este tipo de descuentos para conseguir un mejor precio en sus compras.

Bien es cierto que en países como España o Italia el uso de esta modalidad no está tan extendido como en UK o EEUU, sin embargo el año 2010 ha supuesto la consolidación del uso de los vales descuento online en nuestro mercado. Según Valassis, el número de campañas promocionales que en 2010 contó con distribución de cupones aumentó un 450% comparado con 2009. El principal motivo es que representa una de las mejores opciones para asegurar que las tres partes involucradas, -fabricante, distribuidor y consumidor-, obtengan resultados positivos al final del proceso de compra. Los primeros y segundos impulsan las ventas directas e indirectas de otros productos de su marca y los terceros se benefician de reducciones de precio o determinadas ventajas asociadas.

Los sites de compra colectiva como LetsBonus, Groupon o el nuevo Google Offers, son uno de los medios de distribución de este tipo de cupones que mayor auge están experimentando actualmente. Estos sites de compras colectivas ponen en marcha promociones de todo tipo de productos y servicios que solamente llegan a ejecutarse o cumplirse si se alcanza un número mínimo de interesados en adquirirlas. Este auge puede verse reflejado en el aumento que el número de suscriptores de Letsbonus ha experimentado en el último año, pasando de ser 250.000 a 2 millones y medio los usuarios que cada día reciben ofertas y descuentos en su correo electrónico. “Cada vez más consumidores adquieren, a través de nuestras ofertas diarias, todo tipo de servicios que posiblemente no podrían permitirse de otro modo” afirma Jordi Torrent de Letsbonus España. “Participar en las compras colectivas no solo resulta beneficioso para los consumidores; también representa una muy buena oportunidad para muchos distribuidores y pequeñas empresas locales que, mediante estas promociones, pueden darse a conocer entre el público y aumentar sus resultados de manera importante.”

Dado el éxito de los sites de compra grupal como Letsbonus, lo último son los agregadores de ofertas, que las agrupan y organizan para facilitar el acceso a los usuarios. El más representativo es Yunait que, además de agregar ofertas, ofrece al usuario la posibilidad de segmentarlas en función de sus intereses. En palabras de Pablo Elosúa, fundador de Yunait, “ha quedado demostrado que el modelo de compra colectiva es un modelo sólido, solo hay que ver sus cifras de ventas. Ahora pasaremos a una fase de maduración donde surgirán muchos otros sites verticales más especializados en determinados productos y servicios, al igual que está ocurriendo en EE.UU.”

Los portales especializados en cupones descuento, como es de esperar, también están participando de este éxito. Estos sites reúnen códigos que, o bien pueden ser impresos y presentados en el establecimiento físico o introducidos en el proceso de compra online correspondiente, con la finalidad de generar un descuento u oferta especial para el usuario. De esta manera no solo se atrae tráfico a la tienda, online u offline, y se incrementan las ventas, sino que además se pueden medir los resultados de manera fácil y muy representativa.

“El marketing de resultados –comenta Cristina Berzal, directora de affilinet España- constituye una herramienta muy efectiva y demandada tanto por afiliados especializados en este modelo de negocio como por otros más genéricos interesados en ofrecer incentivos a sus usuarios de manera exclusiva. “

Gracias a la flexibilidad que ofrece la afiliación es posible ejecutar diferentes estrategias promocionales y segmentar las ofertas en función del tipo de afiliado y del público objetivo final, desarrollando una herramienta de promoción única y a medida. De esta manera es posible limitar los cupones descuento a un número determinado de afiliados, o generar diferentes promociones para cada uno de ellos.

Para muchos anunciantes, el marketing de afiliación ya ha demostrado ser una manera efectiva de asegurar que estos cupones llegan al consumidor adecuado y en el momento adecuado, y gracias a las nuevas tecnologías y las redes sociales los límites a su distribución son, hoy día, prácticamente inexistentes.

Via: Affilinet

Deja un comentario

Archivado bajo Affilinet, bonos promocionales, codigos descuento, Google Offers, Jordi Torrent, let's Bonus, Programas de afiliados, Yunait