Los mitos del cloud computing son un riesgo para el mercado

https://i1.wp.com/www.haycanal.com/lib/kcfinder/upload/images/noticia/6641/1.jpg

La nube está en boca de todos, trascendiendo los límites de los entornos especializados en TI, ya sea nombrada por su original en inglés, cloud computing, como por su traducción al español, computación en la nube. Es el resultado de una expansión cada vez más acelerada de las soluciones cloud, potenciada por constantes campañas de publicidad.

Sin embargo, tal y como ocurre con todo lo que se convierte en popular, esa notoriedad ha llevado también a frecuentes errores y confusiones a la hora de interpretar lo que significa realmente el cloud computing, así como a identificar sus ventajas e inconvenientes. En muchas ocasiones es la propia publicidad, cuyas intenciones comerciales están a veces muy por encima de las de ofrecer un servicio honesto a clientes potenciales, la que lleva a que surjan falsos mitos.

Para Gartner no ha pasado desapercibido el riesgo que esto supone para el propio mercado, ya que los desengaños de los clientes pueden conducir a la desconfianza, y a la larga esto sería una distracción para los resultados, los progresos y la innovación. Es por eso que la firma analista ha publicado recientemente un informe dirigido a desmitificar todas esas frases hechas acerca de la nube, que tanto han contribuido a la ambigüedad.

Tal y como opina el vicepresidente de Gartner, David Mitchell Smith, “la computación en nube, por su propia naturaleza, es especialmente vulnerable a los riesgos de los mitos. Se trata de capacidades entregadas como un servicio, con un límite claro entre el proveedor del servicio y el consumidor. Desde la perspectiva del consumidor, ‘en la nube’ significa ‘donde sucede la magia’, donde los detalles de implementación se suponen ocultos”.

El asunto adquiere una especial gravedad al entenderse que a estas alturas la mayoría ya ha aceptado una definición formal de cloud computing. Y es que a pesar de ello sigue habiendo numerosas perspectivas y opiniones que parecen empeñadas en conspirar para alimentar la mitificación.

Gartner ha enumerado los siguientes diez mitos acerca de la nube:

La nube es cada vez más barata: Esta, como la mayoría, es una media verdad, porque aunque es cierto que en muchos casos el cloud computing ahorra cada vez más dinero, no todos los precios de los servicios en la nube bajan, como ocurre en el caso del SaaS o Software as a Service.

Para ser bueno hay que estar en la nube: Gartner niega que esto sea necesariamente cierto, ya que muchas organizaciones pueden obtener mejores beneficios con otro tipo de soluciones, tales como un data center propio para una compañía que opere en lugares con leyes de protección de datos estrictas.

El cloud computing se debe usar para todo: No es así; hay aplicaciones y cargas de trabajo que no obtienen beneficio de los servicios cloud.

Llamar estrategia cloud a lo que diga el CEO: La nube es un medio para conseguir un fin, no un fin en si mismo; por lo tanto, lo primero es definir ese fin y no que el consejero delegado dictamine el cloud computing como una estrategia, sin más.

Creer que sólo se debe tener una única estrategia cloud: Cada tipo de objetivo empresarial estará mejor respaldado por diferentes modelos cloud, tales como IaaS, PaaS o SaaS, y por los distintos tipos de nubes (públicas, privadas o híbridas), lo que debría dar lugar a varias estrategias.

La nube es menos segura que las instalaciones propias: Al igual que algunos de los anteriores mitos eran del tipo “excesivamente positivo”, también existen los que dan ideas negativas e inducen al miedo de los clientes, como es el caso de éste, basado en la idea de que alojar datos valiosos en infraestructuras de terceros aumenta el riesgo para los mismos. Es algo que Gartner considera más basado en la desconfianza que en los hechos, puesto que si el proveedor cloud cumple con los requisitos de seguridad requeridos, el resultado no debería ser menos confiable que usar infraestructuras propias.

La nube no conviene para usos de misión crítica: Aunque hay casos en los que esto es así, cada vez son más los de las organizaciones que utilizan la nube para cargas de trabajo de misión crítica, e incluso las que utilizan completamente el entorno cloud para todo su negocio; no en vano muchas son “nacidas en la nube”, y no sólo son startups pequeñas.

Cloud = Datacenter: En la mayoría de los casos, la externalización de los centros de datos, su actualización y sus estrategias no se deben entender como equivalentes de estrategias de cloud computing.

Al migrar a cloud se consiguen todas sus características: Como cada tipo de nube tiene sus propias características, éstas no son trasladables completamente, y por tanto tampoco sus beneficios.

Virtualización = Cloud privada: La virtualización es sólo el primer paso para desarrollar una nube privada, pero luego hay que implementar soluciones con capacidad para aprovisionar recursos bajo demanda, adaptarse a las necesidades de procesamiento, y monitorizar y medir el uso.

Via: haycanal.com

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo desarrollo web, Economía, internet, Mercado electronico, Noticias, soporte informatico

¿Y tu qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s